Irene

*

-  " Los codos no van en la mesa" .. "esa espalda, manténla derecha!!" 
 " Ningún hombre merece tus lágrimas"
... "Te llevé dentro de mi suéter abotonado por mañanas completas "
-------------

En memoria de mi Abuela
Descansa Mamirene

Diciembre 11, 2017





El Gran Diego

*
Uno de mis héroes de vida y ejemplo a seguir, él es Diego Vallejos



Meta Cumplida, 2017

Dusted

Por: Derrick Senior

Encontrar Silencio en el Centro del Sonido

*
Cierra los ojos y siente todo el universo lleno de sonido. 
Siente que ese sonido se está moviendo hacia ti y tú eres el centro. 
Este sentimiento de que eres el centro, te dará una paz muy profunda. 
Todo el universo se transforma en una circunferencia y tú eres el centro; 
todo se está moviendo hacia ti, confluyendo en ti.

En el centro no hay sonido; por esto puedes escuchar sonidos; 
un sonido no puede escuchar a otro sonido. El centro es de absoluto silencio. 
Es por esta razón que puedes escuchar sonidos entrando en ti, viniendo hacia ti, 
yendo hacia ti, rodeándote.

Si puedes descubrir la zona en tu interior de donde todo el sonido emana, 
de pronto el sonido desaparecerá y entrarás en un estado sin-sonido. 
Si puedes sentir el centro desde donde todo sonido puede ser escuchado, 
entonces hay una repentina transferencia de consciencia. 
En un momento, escucharás al mundo lleno de sonidos y en otro momento, 
tu atención cambiará repentinamente hacia adentro 
y escucharás el no-sonido: el centro de la Vida.

No comiences a pensar en los sonidos:esto es bueno y esto es malo; 
esto me está molestando y esto otro es realmente bello y armonioso; 
simplemente piensa en el centro. Sólo recuerda que tú eres el centro y 
todos los sonidos se están moviendo hacia ti: todos lo sonidos, sean los que sean.

Los sonidos no son escuchados por los oídos; los oídos no pueden escucharlos. 
Los oídos sólo hacen el trabajo de transmitir el sonido, y al transmitirlo dejan 
fuera mucho de lo que podrías utilizar. Escogen, seleccionan, y luego esos 
sonidos entran en ti. Ahora descubre en tu interior dónde está tu centro. 
Los oídos no son el centro. 
Tú estás escuchando desde algún lugar muy profundo. 
Los oídos están simplemente enviando hacia ti los sonidos seleccionados. 

¿Dónde estás tú? 
¿Dónde está tu centro?


El Libro de Los Secretos, charla º25



Ya es Tarde

*
Dime ¿A qué temes? 
- ¿A caer en mis sueños y no lograr desprenderte por la mañana?
¿De qué tienes miedo? 
- ¿De sentirme tan cerca en tus pensamientos que
 no logres arrancarme de tus ojos?
¿Es que no te das cuenta lo tarde que es?

Me buscaste, incitaste a tu almohada a llevar  mi nombre, ya es tarde. 
No siente culpa la conciencia por recorrer cada espacio del cuerpo ajeno 
No es culpable mi boca de ser tu deseo inconcluso
Me buscaste y fecundaste este apego de ansias

Tarde es para retroceder al ocaso, 
mas el alba te espera con los brazos abiertos

La piel sedienta te llama, 
Ven, bésame la boca.

PhoeM



Fotografía de : Svetlana Belyaeva

Tesis

*
He visto una mota azul difuminada en lo pardo 
de ese diestro tragaluz que llamas ojo y es falso.

Que son cienos movedizos y yo me hundí por mirarlos.
Estoy flotando; espejito, ¿dónde he de cortar el árbol?

De dónde el rocío, el óleo que en tus aguas hizo charco.
No son azules mis ojos
... ni ya tu mirar castaño.

Esther Giménez


Fotografía: Still Reprise
Por: TJ Drysdale

Hallar al Fin

*
Mirarte a ti a los ojos más atenta.
Perderse en línea recta en la que busco.
Sólo encontrar la puerta tras la puerta,
espejo en el espejo más minúsculo.

El Aire, el Agua, el Fuego, solo estrella.
El Big Bang de moléculas del mundo.
Responderse "verdad " por si se acierta y no acertar. 
Volverse a un mismo punto.

Leerte a ti en los ojos un poema.
Buscarte donde estás, cavar la justo,
descifrar los estratos de la tierra y no acertar. 
Volverse eterno alumno.

Azar. 
Hallar al fin. 
Mirarte dentro; certeza de que no hay quinto elemento.

Esther Giménez

Fotografia de : Svetlana Belyaeva

De Vuelta a los Tejados

*
De un primer salto me subiré en el árbol de la vida.
Está desnudo ya de primaveras y no se quejará.

Segundo salto, en la terraza del segundo piso, 
un par de truchas jóvenes se quieren y mueren por amor.

Del tercer salto directamente al límite del cielo.
Gorriones, despertad bajo las tejas o no traeréis el alba.

Un cuarto salto...
¡He estado tanto tiempo por el suelo!
Se me olvidó la brisa erizadora del quince al diecisiete.

El quinto salto.
¿Es Luna mi sonrisa? 
Me regala unas pupilas nuevas que destellan también por la mañana.

Esther Giménez

Fotografía de: Svetlana Belyaeva

Que nos Gobierne el Eterno Infinitivo Amar.

*
Te hablo de conjugar los días como ríos que confluyan en nosotros. 
Te hablo de poner fecha de caducidad a tantos proyectos.

También podemos volver a Valente, quizás a Pedro Salinas, que es tu predilecto.
O releer las obras completas de Neruda.

... Y dejar que nos gobierne el eterno infinitivo amar.
            
                 Turno de noche
                 ©Felipe Sérvulo



Fotografía: At the beach

Por: Max rive

Y Tantos Cuerpos Celestes que me Hablan de Ti

*
Las galaxias, las nebulosas, los quásares, los cometas.
Y tantos cuerpos celestes que me hablan de ti.

Si no hay olvido,
es porque está el mandamiento donde los almanaques
... no tienen razón de ser.

© Felipe Sérvulo


Fotografía: Valle del Elqui

NOX ATACAMA / 8K / Chile



Por: Timestorm Films

 Enjoy!